Dionisio: Donde el Éxtasis y la Locura se encuentran.


 BacchusbycaravaggioPara comprender un poco más sobre la función del Eros representada por Dionisio recurrí a un pequeño libro con excelente contenido del ya difunto Analista Junguiano Rafael López-Pedraza llamado “Dionisio en Exilio“.

La premisa del autor es sencilla, siendo Dionisio una deidad relacionada muchas veces con la locura ¿Por qué no ha sido considerada en un contexto psicoterapéutico? La cuestión yace en la dificultad de interpretar y definir realmente las funciones de este Dios dentro de la cultura clásica puesto a que el culto a Dionisio se mantuvo secreto bajo la llave de la iniciación y la tradición pasada mayormente de forma oral.

Para iniciar la comprensión de esta figura importante sin embargo algo olvidada hay que entender un poco su mito de origen. Existen algunas versiones de la historia, sin embargo tomaré como base, así como Rafael López-Pedraza, aquella presentada en las Bacantes de Eurípides. Dionisio nace de forma trágica, hijo de Zeus con Sémele hija de Cadmus Rey Tebano, se cuenta que ella al encontrar la incredulidad de sus hermanas sobre la proveniencia de su hijo no nacido, le exige a Zeus manifestarse en su verdadera forma. Ahora, ningún mortal puede ver a un Dios en su máxima expresión y Zeus se rehúsa, aceptando solamente tras mucha insistencia por parte de Sémele, aparece como un rayo y esta muere. Zeus toma a Dionisio y lo termina de gestar en su muslo donde este nace.

En la versión Órfica del origen podemos percibir algunas diferencias que hacen del nacimiento y eventual entendimiento del Dios de la locura algo un poco más sencillo; Dionisio es, originalmente, hijo de Zeus con Perséfone, cuando niño es atraído por los Titanes con juegos y juguetes, una vez entre ellos Dionisio es desmembrado y devorado solo restando su corazón el cual logran rescatar para engendrar un nuevo dios, ahora sí, en Sémele.

El nacimiento de Dionisio anuncia un poco de su naturaleza, siendo el Dios del teatro, artes, vino y la tragedia no es de sorprendernos que su inicio sea uno de cierta forma trágico. Más allá de eso podríamos considerar a Dionisio como el Dios de los opuestos en conflicto debido a que inicialmente es concebido por Zeus (dios de la luz, creador de imágenes) con su hija Perséfone (reina del mundo subterráneo, personificando las fuerzas del mundo invisible de los muertos). Tenemos entonces en la naturaleza de Dionisio lo visible y lo invisible como características iniciales sin embargo, la locura no proviene de esos dos opuestos. Podemos entender la aparente “locura” de Dionisio como proveniente del trauma de su nacimiento, eso es, el desmembramiento y el renacer puesto a que su contacto con los Titanes lo marca, creando una “alteración” más en su naturaleza, esto es: la oposición entre sus orígenes Olímpicos y ahora también Titánicos.

La dificultad yace en comprender que significa ese origen Titánico de Dionisio, “Existen muchos indicios que (el nombre titán) había adquirido la connotación de “salvaje”, “rebelde” e incluso “astuto. (…) La mitología nos puede ayudar a diferenciarlos de los Olímpicos, con sus múltiples formas de vida y los titanes, carentes de formas, imágenes y límites” (López-Pedraza, 2011).  Ese aspecto “astuto” de los titanes resulta de gran interés, podemos observarlo en el mito de origen de Dionisio, como es atraído por estas criaturas y posteriormente destruido. La astucia titánica podría ser considerada una psicopática, pues envuelve manipulación y estrategia, queda claro que, los titanes carecen de la inteligencia o más bien razón (Logos) y actúan de una forma demente e impulsiva. “El titanismo abarca un espectro que va de la figura del diabólico Menetio hasta la de Prometeo con sus promesas de una vida futura mejor: dos figuras sin forma” (López-Pedraza, 2011)

Los titanes conceden también fuerza desmedida o “virilidad titánica” esto es una energía desproporcional  desenfrenada que se manifiesta en varios aspectos, de ahí la falta de límites y el expansionismo inconsciente.

Podemos entonces interpretar la locura Dionisiaca como siendo de un origen titánico y su manifestación en varias practicas que han sido relatadas y que son parte de nuestra propia naturaleza principalmente aquellas que van más allá de los límites morales y, así como los titanes yacen en la periferia de aquello que consideramos parte de la “naturaleza” bacchus_disneyversionhumana.

Esta misma locura carga consigo la falta de limites característica de las representaciones más comunes de Dionisio, siendo el dios del vino, del éxtasis y sexualidad desenfrenada. Incluso Disney se encargó de retratarlo de tal manera, como el dios ebrio, bonachón, acompañado por su séquito de Ménades y Sátiros, rojo por el alcohol, sonriente. La animación también se encarga de mostrarnos de manera muy amable un poco sobre los Bacanales (celebración a Baco, nombre Romano de Dionisio), sin embargo para una representación un poco más acertada al menos con el espíritu del culto y de la naturaleza titánica de Dionisio tenemos la fortuna de poder recurrir a la tragedia de Eurípides.

Las Bacantes habla sobre el retorno de Dionisio a la tierra de su madre Sémele, ahí no se le rendía culto debido al rencor debido a la muerte de Sémele por “culpa” de Dionisio. Por ello él decide regresar y planea una venganza que en mi opinión resulta bastante cruel. En Las Bacantes vemos un Dionisio astuto, vengativo, que enloquece a todas las mujeres de la ciudad y las lleva a celebrar su divinidad, incluyendo sus tías Autónoe,Ino y Ágave, madre de Penteo actual rey de Tebas.

La naturaleza Titánica puede ser observada con claridad en esta Tragedia desde dos perspectivas: la conducta de Penteo al negar a Dionisio como dios, tomando una actitud determinista y tiránica. En las acciones de Dionisio para llevar a cabo su venganza, astuto y manipulador, llevando a todo la ciudad a la locura, incluyendo su rey.

En el culto, como es representado por las Bacantes, vemos el consumo del vino, danza, éxtasis y su contraparte, el desmembramiento tanto de animales como posteriormente de Penteo por parte de su madre. Pero lo que más  merece mención es la falta de límites, la venganza de Dionisio no es solo hacía Penteo quien lo negó, sino a todo su linaje por obedecerlo incluyendo Cadmus que al principio de la obra acepta al Dios y decide bailar. También como mencionado la energía desmesurada que la naturaleza titánica provee es vista en el comportamiento extático de las Bacantes al bailar, beber y celebrar incansablemente al dios.

Podemos entonces simplificar de manera quizás extrema la naturaleza dionisiaca en dos cosas:

  • El éxtasis divino, representado por la bebida, el baile, la música y la fornicación. Cosas que comúnmente hacen que conectemos con nuestros cuerpos lo cual nos lleva a una conexión con el momento.
  • La locura, representado por los excesos y la brutalidad, cosas que nos distancian del cuerpo culminando en el desmembramiento o sea, la destrucción.

Siendo el cuerpo la cuna de todas nuestras sensaciones inmediatas vemos en Dionisio representa justamente eso, el cuerpo y los sentimiento. Él dio al hombre la cura de los males a través del vino (Euripides). Pero también habla de la mortalidad, la destrucción del cuerpo a través de nuestras acciones y de las manías (representadas por las Ménades) que conllevan la vida sin límites. El culto a Dionisio busca liberar esas emociones de forma “sana”, en los bacanales dentro de un contexto religioso-místico y posteriormente a través de las tragedias donde el desmembramiento pasa a ser representado dentro de las obras y en la costumbre de romper las ropas al final del evento.

Más allá de eso, el mensaje de las Bacantes es uno directo, visceral y claro: si niegas al dios del éxtasis, de las emociones e instintos más primitivos, este se vengará a través de la locura.

Trabajos citados

Euripides. (s.f.). Bacchae. Project Gutenberg.

López-Pedraza, R. (2011). Dioniso em Exílio: sobre a repressão da emoção e do corpo. São Paulo: Paulus.

Anuncios

7 comentarios el “Dionisio: Donde el Éxtasis y la Locura se encuentran.

  1. Aquileana dice:

    Genial post sobre el gran Dionisios. Tu trabajo se destaca. Te felicito. Aquileana 😀

  2. cinthya.bustamante dice:

    me gusta !!! si reptimes alguna emocion llegará tarde o temorano la locura y seguramente saldra nuesto lado titanico… cada vez redactas mejor mi estimado

  3. Indianara dice:

    Muito bacana seu texto! Como eu havia dito, tive dificuldades com algumas palavras (não sou falante do espanhol), mas a mensagem arquetípica “divina” é essa mesma: se algum aspecto é obliterado, voltará convertido em alguma forma na vida do sujeito, seja pela via do sintoma ou dos acontecimentos sincronísticos.
    =}

  4. […] Texto original escrito no 10/11/2014: “Dionisio: donde el éxtasis y la locura se encuentran“. […]

  5. […] Texto original escrito no 10/11/2014: “Dionisio: donde el éxtasis y la locura se encuentran“. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s