Complejos: La Razón contra el Afecto de Seneca.


 

seneca

Acabo de regresar de una charla muy interesante por parte del Instituto C.G. Jung de Minas Gerais (Brasil) impartida por la profesora de Letras portuguesas de la UFMG Sandra Maria Gualberto Braga Bianchet. El tema de esta charla fue Mitología y Literatura Latina.

La charla se centró en los escritos del autor y filosofo estoico Seneca que debo confesar ignoraba en  mi ingenuidad. Sin embargo ya que estamos en la onda de complejos y demás, me encendió la chispa de inspiración para escribir algo al respecto ya que Seneca habla a través de sus escritos filosóficos e interpretaciones de las tragedias griegas de algo que, considero todos hemos vivido en algún momento de nuestras vidas y eso es, la lucha constante entre el Ratio (razón) y el Affectus (afecto).

Para los Estoicos la Razón es la virtud principal del ser humano o más bien, esa condición elevada que nos permite ir más allá de los instintos más bajos, entre ellos los Affectus. Para Seneca y quiero creer que para el resto de los Estoicos, los Affectus son cualquier emoción arrebatadora, sea amor, odio, etc. ¿Pero qué pasa cuando el Ratio es derrotado por el Affectus? Para eso Seneca utiliza las tragedias griegas (Hercules Furens, Oedipus, Agamemnon, Phaedra, entre otros). En estas se sigue un patrón interesante, que es la del Dolor, Furor y Nefas.

  • Dolor: sale sobrando explicar que es, sin embargo es la primera etapa de toda tragedia, ocurre algo que perturba al protagonista y le causa un gran malestar.
  • Furor: la furia o locura es lo que sobreviene, una pérdida de razón diría que parcial puesto a que el protagonista se encuentra consciente de cierta forma que su forma de actuar y pensar no es la correcta, sin embargo, la razón se encuentra tan disminuida que no pueden tomar la acción correcta llevando al desenlace.
  • Nefas: el crimen o pecado. Toda tragedia termina, valga la redundancia, de forma trágica. Clitemnestra asesinando a Agamemnon, Oedipus a su madre, etc.

Ahora bien, esto es llevado al extremo de la tragedia, pero sin irnos tan lejos, cuando pasamos por un momento de crisis o estamos a merced de algún complejo negativo algo muy similar sucede, existe el dolor que nos causa el complejo. El furor puede ser explicado con la naturaleza del mismo complejo ya que este “roba” algunas funciones del Ego, convirtiendo nuestro comportamiento en algo que no es del todo obra nuestra (recordando el post pasado) por último el Nefas, o el “chin, ya la cagué” que suele suceder cuando estamos a merced de un complejo negativo. Seneca en sus tragedias también narra la aparición de un tercero, un ayudante que aparece para traer de vuelta o intentar hacer que el protagonista recupere su cordura, un ejemplo de ello sale de Phaedra:

“Esposa de Teseo, descendiente ilustre de Júpiter, arranca, lo más pronto posible ese amor nefasto de tu seno puro, extingue las llamas y no te dejes dominar por una esperanza funesta”

Esas afirmaciones “Esposa de Teseo” y “descendiente ilustre de Júpiter” son las encargadas de digamos, sacudir la protagonista, recordarle su labor como esposa y como ente en la sociedad religiosa greco/romana. Retornando al complejo, todos podemos notar cuando una persona se encuentra pasando por una crisis o “ya no es ella misma”, comúnmente podemos intentar recordarle quien es, de la misma forma que la sirvienta hace en ese fragmento. Pero bueno, la vida humana siendo una tragicomedia culmina siempre en el Nefas, la persona seguirá su curso hasta poder retomar el poder sobre su Ego, considero pocas las que son capaces de frenarse y hacer caso de ese ayudante.

No considero el estoicismo una respuesta a nuestros problemas humanos, sin embargo propone ideas interesantes para lidiar con el sufrimiento y el furor de un complejo negativo, el cual es mediante la razón. Como seres humanos llegaremos hasta donde debemos y desafortunadamente haremos daño donde no queremos. Phaedra también lo ejemplifica:

“(…) pero la locura me hace seguir el peor camino. Aún consciente, mi alma se dirige al abismo y regresa, buscando inútilmente una inspiración saludable (…) ¿De qué sirve la razón? La pasión vence y reina y el dios poderoso domina mi mente”.

Una vez más, difiero en relación al grado, sin embargo lo propuesto es más que nada recordar quiénes somos y hacer una diferenciación entre “Quien soy” y “Que siento”, teniendo siempre presente el hecho que, no soy lo que siento y por ello el Affectus no dominará el Ego. Aún vengo con el calor de la charla y muchos detalles se me podrán estar escapando en estos momentos, sin embargo me vi en la necesidad de compartir algunas ideas.

 

Anuncios

2 comentarios el “Complejos: La Razón contra el Afecto de Seneca.

  1. […] *Texto Original: Complejos: La Razón contra el Afecto en Seneca (12/09/13). […]

  2. […] *Texto Original: Complejos: La Razón contra el Afecto en Seneca (12/09/13). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s