Estar de pasajero: Un poco sobre los complejos.


La mejor forma como logré comprender los complejos desde el paradigma simbólico es imaginar  que vas en un coche como copiloto, no sabes dónde se dirige y no te gusta del todo como maneja el piloto. Hasta que de pronto frena y tienes la oportunidad de mirar hacia atrás, el camino está destruido, hay cajas y demás cosas en el suelo, el piloto no se importó en esquivarlas. Y al mirar hacia atrás y ver todo el daño surge entonces la pregunta ¿En qué momento sucedió todo esto?

Así, sin teorías de por medio y citaciones de libros fue como comprendí la naturaleza autónoma de la psique y que un complejo de cierta forma “posee” y distorsiona la realidad. De cierta forma la analogía del coche tiene gran sentido y podemos incluso utilizar al complejo como chivo expiatorio sin embargo, esto no funciona del todo así, porque pudiste detenerlo pero no lo hiciste. Lo dejas tomar control y ves a donde te lleva.

Y tienes una parada, él frena y te bajas a tomar aire, en ese momento te das cuenta de las cosas y es el momento para pensar, calmarse y tomar control, muchos se volverían a subir como copiloto, otros tomarían el control, habrán más paradas, siempre las hay, pero en cada una se acumularán más escenas como la primera.

Para entender un complejo y en lo que consiste es necesario entender que todo surge un  instinto (arquetipo) el cual se encuentra rodeado de ideas y sentimientos que en muchas de las ocasiones se nos inculcan como sociedad o aprendemos de manera individual. Es esa idea que no te puedes quitar de la cabeza y que parece, simplemente la más probable o una sensación que no logras identificar y que impulsa a tomar ciertas decisiones y actos. Creo que el común aquí es; la persona sabe que no es ella misma y los demás a su alrededor también lo notan, tú ya no eres el piloto.

Pero es una situación común por la que todos pasamos, nos ciegan las emociones y pensamientos, en momentos de conflictos muy peculiares los complejos se activan y arrebatan el mando. La energía que estaba enfocada se dispersa y parece tenerla algo más, realmente suena como una posesión de cierto tipo.Todos tenemos complejos, algunos más fuertes que otros, algunos más notables y algunos más destructivos. Pienso que lo complicado aquí es aceptar la pérdida de control para entonces descubrir qué dirección tomar.

Y es como esa frase “Creemos tener complejos, pero muchas veces ellos nos tienen”.

Anuncios

Un comentario el “Estar de pasajero: Un poco sobre los complejos.

  1. […] ← Estar de pasajero: Un poco sobre los complejos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s