Eros y Logos.


La primera vez que escribí sobre el Eros y Logos, tenía poca idea realmente de que se trataba, fue más un ejercicio para decidir qué tanto del tema había logrado comprender en el poco material que tenía a disposición en ese tiempo. Ahora después de algún tiempo de haberlo escrito y con un poco más de entendimiento sobre los conceptos (solo un poco, falta mucho aún), considero que puedo volver a abordar el tema con un poco más de seriedad y de forma más informativa que la primera. Por ello he decidido reescribir la publicación, agregando una corta bibliografía de donde retiré más conceptos e información y literatura. (Modificado: 07/10/2014)

  • História del Concepto.
  • Eros y Logos como Ying/Yang occidental.
  • Logos: Arquetipo de Razón. (Apolo)
  • Eros: Arquetipo del Éxtasis. (Dionisio)
  • Los opuestos inseparables

 

Historia del concepto.

El concepto de Eros y Logos tiene su origen en la cuna del pensamiento filosófico occidental, eso es la Grecia antigua. No se puede atribuir tales conceptos a un filósofo en cuestión más bien fue un desarrollo gradual pasando de mano en mano junto a la evolución del pensamiento filosófico.

Lo más palpable sin tener que mencionar nombres y conceptos es el punto de partida de tales conceptos dentro de un contexto Mitológico. Originalmente el Eros era atribuido a Dionisio, en realidad el Eros era una pieza de oro en el busto de la deidad, esto significa que, si bien Dionisio no era Eros, lo portaba de forma indumentaria, también aparecía en forma de sátiros como representantes de los espíritus extáticos de la naturaleza . En cuanto a idea primitiva, este concepto también se vinculaba a la Diosa Gaya siendo esta la representante de la fertilidad y del “orden natural de las cosas”. Esto quiere decir de manera simplista que el Eros representaba el “caos” de los instintos, por ello era atribuido a los cultos orgiásticos, al vino, al arte y al arrebato de las emociones. Mientras que su contraparte, Logos, tiene como representante el dios Apolo.

Posteriormente la función del Eros adquirió otro significado cultural y este concepto pasó a tener como representante la deidad del mismo nombre ahora hijo de Afrodita, pasando de “éxtasis divino” a la simple noción de “erotismo” es decir, el travieso Cupido cuyas flechas llenaban de libido (ahí sí en un sentido casi Freudiano) a su víctima.

Como  ya fue mencionado el cambio de Mythos a Logos fue dándose lentamente en la cultura y sociedad Griega con el paso del surgimiento y reestructuración de algunos conceptos filosóficos sin embargo, el Eros y el Logos jamás fueron separados pues se reconocía su naturaleza como opuestos.

Eros y Logos: El Ying/Yang Occidental.

Cuando hablamos del Ying/Yang veo conveniente utilizar solamente la idea de los opuestos inseparables y complementarios, es decir, uno no puede existir sin el otro. Si bien tienen sus significados dentro de la filosofía Taoísta, siendo el Ying la parte receptiva y contenedora del mundo en formación (femenino) y el Yang la fuerza creadora y creativa (masculino) (C.Whitmont, 1978). Podemos observar similitudes en la idea de un Eros y Logos, puesto a que el Eros; como ya fue explicado anteriormente suele ser asociado a las Deidades extáticas que tienen un vínculo con la tierra, la fertilidad y el potencial creador. Mientras que el Logos, asociado al dios Apolo (“El que resplandece“) representa la razón y el orden en las cosas. De estas ideas también podemos observar el surgimiento de la idea arquetípica del Sól como energía masculina y la Luna como energía femenina, sin embargo no me atrevería a limitar el Eros/Logos a una simple representación de los aspectos que caracterizan los géneros.

La idea aquí es la representación de uno como los instintos primitivos comúnmente relacionados a la reproducción y al éxtasis caótico y del otro a la lógica y a la razón. El estatus como opuestos surge inmediatamente de ahí, pues uno es el aparente desorden en las cosas y el otro la capacidad humana de organizarse y dar forma a aquello que parecía no tener sentido. De esa forma, el Logos es valorado como creador de sociedad y cultura, el Eros de la pasión humana por las cosas, la vida y todo lo que esta consiste.

Logos: Arquetipo de la Razón (Apolo)

Es gracioso como al observar la evolución Mytho-Logos de estos conceptos existe una transformación en el concepto de Eros en comparación a su contraparte; La idea de Logos permaneció inmutable durante el desarrollo de los conceptos, su representante siempre fue y siempre será el dios Apolo (Sól).

El Logos no es solamente la razón en el hombre, es la razón divina otorgada a algunosapolo_jpg hombres selectos (Heráclito), la capacidad de discernimiento que nos lleva a la “verdad” de manera más efectiva aún que los misterios divinos. La divinidad otorga al hombre el Logos y solamente a través de este el hombre será capaz de comulgar con el Logos-Divino.

Este aspecto inspirado por Apolo representa una característica de ordenar el Cosmos y que el hombre puede experimentar parcialmente, de alguna forma es considerada un atributo que va más allá de la naturaleza misma pues es capaz de organizarla y por esto trascender sus “leyes” y limitaciones.

Puede ser observado entonces el Logos (como ya fue mencionado) como toda obra humana que “nos separa” del aspecto animalesco, ya sea arte, política, ciencia y ética. Un atributo interesante del dios Apolo es aquél de los sueños, siendo este el regidor de las artes y de lo palpable inspira al hombre a través de los sueños, prueba de esto, según Nietzsche es el hecho que varias obras clásicas han sido inspirada por el dios Apolo (Logos) a través de los sueños.

La búsqueda del Logos resulta entonces una de lucidez, permitiéndose ser inspirado por un aspecto más racional y utilizándose del intelecto y la ilusión. El Logos se vuelve central para los Griegos a medida que representa los valores y la estética que ellos buscan, una elevada, trascendente de los aspectos más primitivos del ser humano y del cual no todos podremos experimentar, sin embargo se espera que busquemos de manera activa.

Eros: Arquetipo del Éxtasis (Dionisio)

Bacchus, 1497 (Mármol, altura: 203 cm)Aparece entonces la contraparte de la razón. Dionisio podríamos decir fue la primera deidad rockstar puesto a que era constantemente asociado al vino, las orgías (también conocidas como bacanales por los romanos) y los placeres desmesurados. Dionisio como representante de los impulsos, instintos y esa parte más primitiva o “inferior” también nos habla sobre el arrebato de la vida misma, siendo caótico y expansivo. Esta naturaleza la podemos observar en otra figura mitológica también asociada a esta deidad, el sátiro que es un ser conocido por sus hábitos desmedidos en relación a prácticamente todo lo que produce algún tipo de placer sea; comida, bebidas, sexo e incluso la música.

El Eros es justamente eso, una manifestación de un aspecto más expansivo y fértil de la naturaleza, como una enredadera que crece de forma desmedida hasta cubrir completamente un muro, creciendo y reproduciéndose sin cesar, embriagándose de agua, nutrientes y sol. Esta actitud puede ser vista como caótica ya que no obedece reglas algunas excepto aquellas impuestas por la propia naturaleza para auto regularse. El hombre también posee este carácter que puede ser observado en ciertas expresiones artísticas que escapan de cierta forma de toda lógica o crean arrebatos emocionales.

Considero y puedo equivocarme, que el Eros representa todos los estados “alterados” del ser humano es decir, el enamoramiento, el placer erótico o incluso la fijación en una idea, al igual que en toda expresión de emociones desmedida, llanto incontrolable, risa incontrolable y ese estado de éxtasis que solemos experimentar cuando reunimos los tres factores favoritos de los Sátiros y Dionisio; bebidas alcohólicas, música y ninfas.

Los Opuestos Inseparables.

 Llegamos entonces a la idea de la moneda, los griegos también estaban conscientes de la idea del Eros-Logos como opuestos inseparables. Con opuesto no me refiero a antagónico sino oposición en lo que estos representan, por ello uno siempre viene acompañado del otro así como el día siempre vendrá seguido de la noche. Entendemos esto también a través del símbolo del Ying/Yang, que es un círculo dividido de una forma que muestra perfectamente la naturaleza opositora entre ambos aspectos.

yingyang

 Heráclito a pesar de elevar el Logos acepta también esta idea expresando lo siguiente: “La oposición trae unidad” (Dunbar). Fuera de la discordancia viene la bella harmonía”. Ejemplos como estos pueden ser encontrados en los discursos de otros filósofos que expresaron interés en la idea del Eros-Logos. La moneda entonces representa el círculo que engloba al Ying/Yang siendo cada aspecto una faz por ello son inseparables. Como el Eros siendo la enredadera que crece de manera descontrolada al Logos es algún aspecto de la naturaleza que regula tal proceso expansivo, entendemos porque el hombre es el detentor del Logos por ser él quien percibe la maldad y decide podar la enredadera a veces dándole incluso un aspecto más estético.

La idea de un Logos como masculino y un Eros femenino también auxilia en la comprensión de esta idea, puesto a que uno no puede existir sin el otro, al faltar un aspecto de estos la naturaleza se ve incapaz de seguir su curso creador. El problema del Logos es aquél de las limitaciones, puesto a que es práctico y concreto propone ciertas barreras que dirigen y a veces impiden la expansión de la naturaleza, en este caso el Logos también puede ser asociado al Ego.

Apolo es el dios del sueño e inspira a través de las imágenes que se producen de este, pero también podemos asociar el Eros al inconsciente por su misma naturaleza expansiva y aparentemente caótica, siendo así Apolo abre las puertas a Dionisio ya que el sueño también es uno de los placeres que el ser humano tiene y existe una suerte de éxtasis en el acto del soñar, después de todo, al retornar a la consciencia queda una sensación extraña y en la mayoría de los casos intrigante además a través del acto de soñar es posible que ese otro aspecto de nuestra naturaleza se exprese a través de símbolos y emociones.

Además de la parte masculina que forjada por una cualidad solar y a través de su calor excesivo que quemará y destruirá cualquier criatura, planta, etc, que son lunares y femeninas (si aplicado inmediatamente) será mitigado por el frío extremo: y de la misma forma la cualidad lunar entorpece y congela cualquier animal, etc, a menos que sea asistida por el Sol; ya que ambos están hechos de la misma substancia, a pesar de trabajar de con cualidades contrarias: no obstante hay una asistencia natural entre ambos, aquello que uno es incapaz de hacer el otro puede y llevará a cabo (F.Edinger, 1992).

Bibliografía

Bulfinch, T. (2004). Bulfinch’s Mythology. New York: Modern Library.

C.Whitmont, E. (1978). The symbolic quest: Basic Concepts of Analytical Psychology. Princeton, New Jersey: Princeton.

Dunbar, D. (s.f.). The rise of Logos and fall of Eros. Obtenido de Ashejournal: http://ashejournal.com/

F.Edinger, E. (1992). Ego and Archetype. Boston: Shambala.

Nietzsche, F. (1993). The Birth of Tragedy: Out of the Spirit of Music. Penguin Classics.

Anuncios

3 comentarios el “Eros y Logos.

  1. Reblogueó esto en mitoypsiquey comentado:

    Reescrito, aumentado y mejorado. Tomé esta decisión después de revisitar algunas publicaciones antiguas y esta me pareció interesante como propuesta de tema, sin embargo mi falta de conocimiento del tema acabó afectando el desarrollo.

  2. Aquileana dice:

    Excelente post… Absolutamente bien documentado y muy interesante que incluso hayas retomado los mitos griegos al nombrar a Apolo y Dionisio, tal como lo hizo Nietzsche.
    Un abrazo, Aquileana 😛

  3. F. Joya dice:

    Excelente. Nietzsche, en El nacimiento de la tragedia, habla de que en la Grecia presocrática Dionisos y Apolo estaban fundidos en el espíritu griego. Dionisos era primigénicamente un dios arcaico de la fecundidad de origen Tracio, mientras que Apolo, aunque con un carácter arcaico también, había sido injertado en las huestes que arribaron a Grecia posteriormente como los doiros o los aqueos. Según el autor citado, de su fusión en la Grecia presocrática nació el espíritu griego.
    Desde luego, en el concilio entre Eros y Logos se encuentra el equilibrio psíquico. Pero Eros responde sólo a lo orgánico, mientras que el Logos se infunde desde lo social.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s