El fin se acerca.


 

Estuve recordando un tiempo en el que me interesé brevemente por los escritos de RAW (Robert Anton Wilson), del cual, lamentablemente aun no he leído más que breves reseñas y referencias. Recordando que él habla o más bien satiriza en su forma tan peculiar esa idea tan paranoica sobre “el fin del mundo” alegando que “El fin siempre está a la vuelta de una esquina” es decir, siempre vamos a estar a espera de ese gran evento que, la verdad nunca ha de llegar.

 Hace algún tiempo me senté a pensar entonces. ¿Por qué siempre pensamos que el mundo está por terminarse? Existen referencias de ello en varias culturas, hablando específicamente en cuanto a culturas occidentales como el famoso Ragnarök nórdico y el, reciente famoso fin del mundo para los mayas (2012, ahí vamos). Pero, estas culturas predijeron algo inevitable, este paraíso y la raza humana en algún momento dejarán de existir, la demás paranoia la propusimos nosotros. En algún momento leí que la maldición/bendición del ser humano es el estar conscientes de su propia muerte, no podría estar más de acuerdo, personalmente debemos lidiar con el fin de nuestra existencia en la tierra y eso es una idea bastante terrible, mientras tanto, desde ese lugar misterioso donde todos nosotros conseguimos ideas similares nos recuerda que también, nosotros como especie podríamos terminar en algún momento.

¿Cuál es realmente el punto de ello? Jung comenta que los sueños son comentarios del Inconsciente, yo lo veo como la retroalimentación interna de nuestras actitudes, pensamientos y demás. ¿Toda esa paranoia sobre el fin del mundo no sería entonces una retroalimentación de nuestras actitudes como especie? Ya que, de ser realmente el fin acercándose tendríamos “noticias internas” muy distintas, como dicen, los animales saben de manera instintiva cuando algunos desastres naturales están por ocurrir. Considero que el “fin” sería algo tan masivo para nosotros que sin duda esa piedra en el agua enviaría ondas a la mayoría de la humanidad, honestamente yo no he recibido noticia alguna de ello, solo especulaciones en los medios de comunicación y cientos de libros alegando que es verdad. Pienso que, por un lado ese terror del inminente fin compensa en cierta forma la negación del evento también inevitable que corresponde nuestra muerte individual, de ahí viene una idea similar a un chiste que oí alguna vez “o todos o ninguno” es decir; “no me iré solo, todos morirán”. Una idea que es verídica, sin embargo olvidamos el “pero no al mismo tiempo”.

Sin hacer apología alguna a cualquier creencia, considero que la muerte individual y el fin del mundo son eventos vinculados solamente por el temor a dejar de existir, más aún “por dejar de existir solos”, como digo, siempre ha existido la idea de un fin, la edad media vivió un momento muy pre-apocalíptico y bueno, si el mundo hubiera terminado en ese entonces, nosotros ni siquiera estaríamos aquí usando nuestras computadoras y leyendo esto.

 El mal se encuentra en nuestra negación de muerte, después de leer el libro tibetano de los muertos, empiezo a comprender que, todos pasaremos por ello y lo haremos de cierta manera solos, así que no tiene caso arrojar a toda la humanidad en mi mochila y llevarlos al abismo conmigo.

Este post definitivamente no tiene mucho sentido, pero sentí que debía escribirlo. Disculpen la tardanza de un post nuevo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s